Testimonios

HISTORIAS DE ÉXITO

Conoce más historias de Éxito de gente que como tu padecían este terrible problema y cambiaron su vida con este "Magnífico Método". 

Desde muy joven comencé a tener unas anti-estéticas arañitas violáceas que me impedían lucir las piernas. Pero eso no era todo, además tenía habitualmente calambres y mis tobillos siempre se veían hinchados.

Una amiga me pasó la dirección de este sitio y no quise perder un solo minuto, ordené de manera inmediato la Guía "Varices Nunca Más" de Estefanía Garret. En pocas semanas mi situación mejoró mucho.

Ya no se ven hinchados mis tobillos y los calambres empezaron a disminuir. Esta vez sé que la batalla la ganaré yo. Estefanía, simplemente muchas gracias!

Andrea López, Ciudad de México.         


Era impensable. Modelaba desde los 18 años y ahora -apenas a los 23- comenzaban a aparecer pequeñas varices en mis piernas.

Me desesperé. Podía ocultarlas con maquillaje, pero… ¿hasta cuándo?… ¿podría seguir con mi profesión o debería retirarme?

No sabía qué camino tomar hasta que mi personal trainer me confesó que él había tenido el mismo problema que yo y lo había resuelto gracias a una Guía que había ordenado en Internet.

 Al principio fui bastante incrédula “tanta cosa se publica en Internet” pero luego de escuchar su relato me fui convenciendo.

Mañana tomo el primer vuelo a Miami, tengo que hacer tres tapas de revista. ¿Mis várices? Después de seguir la guía de Estefanía Garret… son solo un mal recuerdo.

Ámbar, Caracas Venezuela.            


Yo pensaba que las varices eran cosa de mujeres, por los embarazos, la menopausia y esas cosas. ¡Qué ignorante fui!

Mi trabajo me obligaba a estar mucho tiempo de pie y no entendía por qué mis piernas me dolían tanto, además, mis tobillos se hinchaban, especialmente por la noche.

Un compañero de trabajo me ayudó “Francisco no puedes seguir así”, me dijo un día. Él me recomendó la Guía “Várices Nunca Más” de  Estefanía Garret. A pesar de que tenía mis dudas, la ordené, y al leerla me convencí y la puse en práctica.

Hoy, la salud de mis piernas es otra. Ya no siento esos horribles dolores y… en el trabajo, cuando tengo un momento libre, hago los ejercicios y me siento cada día mejor.

Francisco Puente, Quito Ecuador.       



Mi madre sufría de várices hacía muchos años, y su estado había empeorado con la menopausia. Recorrimos muchos especialistas pero nadie le ofrecía soluciones.

 Encaraba un tratamiento u otro, y al poco tiempo todo volvía a estar como al principio.

Julián, mi hijo, un día se topó con el sitio VaricesNuncaMas.com y me dijo que lo veía especialmente pensado para la abuela.

Leí atentamente durante un largo rato y luego ordené La Guía de Estefanía Garret. Desde un principio mi madre se lo tomó muy en serio, es muy metódica. 

Siguió al pie de la letra todas las indicaciones y hoy se la ve más activa que nunca!

Dora Valente Pazos, Sucre Bolivia.



Después de su embarazo, mi hija estaba sufriendo fuertes dolores en las pantorrillas.
Se quejaba de tener calambres y los pies hinchados.

Una compañera de trabajo me recomendó la Guía “Várices Nunca Más” de Estefanía Garret.

Mi hija en un principio no quería saber nada, pero al final la convencí –se la regalé para su cumpleaños–. Siguió las indicaciones con mucho empeño y hoy la veo mucho mejor. Sus dolores han desaparecido y la hinchazón de sus tobillos también.


La conozco y sé bien que no va a retroceder un solo paso hasta eliminar por completo su problema. Estefanía, gracias!

Verónica Gargiullo, La Plata Argentina.



Mi abuelo siempre se quejaba de dolores fuertes en las piernas, tenía calambres, mucha picazón y un día le diagnosticaron várices.

Los distintos tratamientos que siguió, poco y nada hicieron por su dolencia. Preocupado por su salud, un día, al navegar por Internet, me encontré con esta página.

Sin hacerle un solo comentario a él, lo consulté con mi madre y ordenamos la Guía “Várices Nunca Más”.

Mi abuelo la siguió religiosamente, paso a paso. Grande fue nuestra sorpresa al ver que en pocos meses estaba mucho mejor. Y esto no termina aquí, vemos que día a día sigue progresando y su actitud es mucho más optimista.

Mariano Márquez, Asunción Paraguay.

Tu como ellos puedes mejorar tu salud y la apariencia de tus piernas......

¿Quieres formar parte de la gente que ya tomo la decisión de cambiar su vida? o solo te quedaras mirando..... como otras mujeres lucen sus piernas y se llevan las miradas de los demás.



                                                                    
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario